• Redacción Latin Evolution

El cantante R. Kelly es acusado de involucrar a una niña de Minneapolis en prostitución

Las autoridades de Minnesota acusaron el lunes al cantante R. Kelly de dos cargos de prostitución y solicitud que involucraron a una niña menor de 18 años en 2001.

El fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, dijo que Kelly, cuyo nombre completo es Robert Sylvester Kelly, está acusado de ver a la niña después de reunirse con ella en un concierto en Minneapolis. Kelly no estaba actuando en ese momento, pero estaba haciendo trabajo de promoción.

Freeman dijo que la niña estaba tratando de obtener un autógrafo de Kelly, y que el artista de R&B le dio su firma y un número de teléfono. Cuando la niña llamó al número, fue invitada al hotel de Kelly. Allí le ofrecieron $200 dólares para quitarse la ropa y bailar, dijo Freeman. Además, dijo que Kelly se quitó la ropa y bailaron juntos.

Los cargos son delitos graves. Freeman dijo que su oficina investigó después de recibir una llamada telefónica de Chicago.


"Sentimos que teníamos más que suficiente para presentar cargos en base a su testimonio y corroboración de su hermano", dijo Freeman. "No me gusta comprar sexo a menores y tampoco creo que a la mayoría de las personas".

El abogado de Kelly Steve Greenberg tuiteó: "Esto es más que absurdo".

Freeman no proporcionó un nombre para la presunta víctima en Minneapolis.

Gloria Allred, la abogada de varios de los acusadores de Kelly, dijo que también representa a la mujer involucrada en Minneapolis y la elogió "por el coraje que mostró al hablar con la policía.

"Como lo demuestra este nuevo caso, no es demasiado tarde para que haya justicia para más víctimas de R. Kelly", dijo Allred en un comunicado.

Los cargos son el último problema legal para Kelly, quien permanece encarcelado en Nueva York después de declararse inocente la semana pasada en un tribunal federal por cargos de abuso sexual de mujeres y niñas que asistieron a sus conciertos. Se le acusa de usar su fama para reclutar mujeres y niñas jóvenes en actividades sexuales ilegales.

Kelly, de 52 años, también es acusado por separado en Chicago de participar en pornografía infantil.