• Redacción Latin Evolution

Granjero de Minnesota deja una colección de 250 autos clásicos

Los amigos del difunto Jim Graham le dirán que el granjero cerca de Wheaton, Minnesota, estaba orgulloso de lo que había escondido en su tierra.

Jim nunca se casó, por lo que gastó su dinero en su primer amor: los autos clásicos.

En un momento, acumuló más de 500, convirtiendo a sus empleados de la granja en transportadores de automóviles cuando encontró uno nuevo que quería.

"Los primeros dos años puse 50 mil millas transportando autos para él", dijo James Paul, quien trabajó para Graham durante 40 años.

Los amigos de Jim admiten que su coleccionismo era más como una adicción.

El resultado final, después de que Jim murió en diciembre a los 88 años, es una subasta que reúne a personas de todo el país para ofertar por los 250 automóviles escondidos en cobertizos y debajo de las arboledas.


"No te darías cuenta de que había tantos autos en las colinas y en los edificios", dijo Angie Young de Wheaton.

Desde coleccionistas que buscan un proyecto hasta locales con nostalgia, como Dave Donley, quien compró el viejo camión de trabajo de su padre que no había visto en 40 años.

"Es una emoción que no puedo explicar", dijo Donley.

Jim quería todo para aquellos que trabajaban para él y estaban allí para él.

"Se ocupó de los que lo ayudaron durante toda su vida", dijo Bobby Schmitz.

Y ahora están felices de ver que el primer amor de su amigo trae felicidad a los demás.

Se vendieron todos los automóviles de la subasta, así como una colección de tractores. La subastadora Yvette VanDerBrink dijo que 20 de los vehículos serán enviados al extranjero a los postores en línea.