• Redacción Latin Evolution

Los Gophers arrancan con el pie derecho la temporada de futbol americano colegial

Los Big Ten Gophers fueron favoritos de dos dígitos para el primer juego de la temporada contra sus vecinos del suroeste, que casi vencieron a la Universidad de Minnesota en 2009.

Entonces, cuando Mohamed Ibrahim finalmente adelantó a los Gophers al final del último cuarto, y el entrenador en jefe de Minnesota P.J. Fleck estaba listo para disfrutar de una victoria sin importar cómo otros la pudieron percibir.


"Hay victorias difíciles, no hay malas victorias, y ese es mi mensaje para el equipo de fútbol hoy", dijo Fleck. “No hay malas victorias. Ese es un muy buen equipo de fútbol”.

Ibrahim se hundió en el medio del emparrillado para una carrera de touchdown de 1 yarda con 5:39 restantes y Minnesota evitó una sorpresa con una victoria de 28-21 en casa contra la Estatal de Dakota del Sur el jueves por la noche.

Winston DeLattiboudere recuperó un intercambio confuso entre el mariscal de campo de los Jackrabbits J’Bore Gibbs y el corredor Pierre Strong con la ventaja para los visitantes por 21-20 en el último cuarto.

Minnesota coronó un recorrido de 34 yardas y cinco jugadas con el touchdown de Ibrahim para avanzar y extender la racha ganadora más larga de juegos de no conferencia de la nación a 16 en fila.


Minnesota ingresó a la temporada con muchas esperanzas basadas en una ofensiva con nueve titulares que regresaron y cuatro corredores que trajeron 6,503 yardas por tierra combinadas para esta temporada.

El mariscal de campo de los Gophers Tanner Morgan tuvo 13 pases completos en 18 oportunidades para 176 yardas, un touchdown y una intercepción para Minnesota.

Rashod Bateman tuvo cinco atrapadas para 132 yardas para los Gophers, incluido un pase de touchdown de 42 yardas en la primera mitad. La presentación se produce dos semanas después de la muerte del tío del receptor de segundo año.

"Era como una figura paterna para mí", dijo Bateman. “Era esta noche saliendo y jugando para él. Él era bastante especial. Sé que siempre está ahí conmigo, así que tengo que seguir jugando para él".