• Redacción Latin Evolution

Noche violenta en St. Paul cobra la vida de tres personas en tres distintos tiroteos

Tres personas fueron asesinadas a tiros en St. Paul en cuestión de horas el lunes y martes, incluido un buen samaritano que estaba ayudando a las víctimas de un choque entre dos vehículos.

La violencia comenzó el lunes por la tarde cuando un hombre que caminaba por el North End de la ciudad fue alcanzado por disparos desde el otro lado de la calle. Más tarde el lunes, la policía atendió el reporte de un accidente automovilístico en el vecindario de Payne-Phalen, donde uno de los conductores le disparó a un hombre que salió de su casa para ayudar a las víctimas del accidente.

Los vecinos identificaron al buen samaritano como Javier San Miguel, esposo y padre de cuatro hijos.

Los investigadores de homicidios fueron llamados por tercera vez después de que dos hombres baleados en el vecindario de Frogtown llegaron al Hospital Regions el martes temprano. Uno de los hombres murió a su llegada, dijo la policía de St. Paul.

Las tres muertes elevaron el total de homicidios de St. Paul para 2019 a 19. La policía ha realizado arrestos en dos de los tres casos.


La policía ha acusado a dos hombres de 15 años en relación con el asesinato de Raumez Ross, de 18 años, de Apple Valley. Uno enfrenta un cargo de asesinato, el otro por complicidad, dijeron las autoridades.

Varias llamadas al 911 llegaron alrededor de las 4:30 p.m. El lunes después de los disparos sonaron en Rice Street y Winnipeg Avenue. Los paramédicos llegaron y encontraron a Ross acostado en una tienda de conveniencia. Murió en el lugar a pesar de los esfuerzos de los oficiales y paramédicos para revivirlo, dijo el portavoz del departamento de policía Steve Linders.

El segundo homicidio ocurrió después de un accidente de cuatro vehículos alrededor de las 10 p.m. en la intersección de Case Avenue y Edgerton Street. Los testigos le dijeron a la policía que un hombre que conducía hacia el sur por la calle Edgerton chocó con un vehículo conducido por una mujer. El impacto impulsó el automóvil de la mujer hacia un automóvil que estaba estacionado y desocupado.

Maya Thompson, vecina de San Miguel, dijo que estaba sentada en el sofá alrededor de las 10 p.m. cuando escuchó el accidente del vehículo.

Ella dijo que salió y le pidió a su esposo que viniera a ayudar. San Miguel y otras dos personas se habían acercado al accidente, dijo. Una joven salió de uno de los automóviles y dijo que un hombre la había golpeado con su automóvil y la obligó a subir a un tercer automóvil, pero los vecinos no pudieron ver a nadie en el automóvil que causó el accidente, dijo Thompson.

Thompson dijo que un par de hombres, incluido San Miguel, se acercaron al auto y uno comenzó a abrir la cajuela, y el conductor estaba adentro. El hombre comenzó a disparar, dijo, golpeando a San Miguel en la cabeza. Continuó disparando, dijo Thompson, evitando que su esposo ayudara a San Miguel mientras yacía en la calle.

La policía llegó en cuestión de minutos y arrestó al hombre, que nunca dejó su automóvil, dijo Thompson. Ella dijo que San Miguel y su esposa tienen cuatro hijos menores de 7 años, y que recientemente había conseguido el trabajo de sus sueños como intérprete independiente.


El último homicidio ocurrió poco después de la medianoche cerca de University Avenue y Marion Street. La policía dijo que los ocupantes de un vehículo dispararon contra otro vehículo y luego huyeron. Los hombres dentro del vehículo que recibió varios disparos se dirigieron al Hospital Regions donde uno de los hombres murió, dijo la policía.

Hasta las 5 de la mañana del martes, nadie había sido arrestado en el último asesinato y la policía aún estaba trabajando para determinar si el tiroteo fatal estaba relacionado con los otros dos.

La víctima en el tercer homicidio fue identificada como Nickey Taylor por empleados de L-Z Truck Equipment Inc., donde trabajó durante casi tres años.

Steve Zeece, propietario del negocio de Roseville, dijo que el padre de Taylor entró a la tienda el martes por la mañana y dijo que Taylor había estado en una fiesta de cumpleaños antes del tiroteo.