• Redacción Latin Evolution

Sí sus hijos van por primera vez al kindergarten, aquí cinco consejos

Para muchos de los alumnos más jóvenes de Minnesota, el primer día de clases puede ser un momento emocionante e intimidante.

La profesora de la Universidad de Minnesota, Annie Hansen-Burke, dijo que los niños de kindergarten podrían tener algunas semanas difíciles a fines de agosto o principios de septiembre. Pueden estar inusualmente callados o de mal humor.

"Los padres podrían notar un cambio de comportamiento. Por lo tanto, si su hijo está más tranquilo de lo normal o tal vez retrocede un poco más de lo normal, eso podría significar que están lidiando con algo interno", dijo Hansen-Burke.



Aquí hay cinco consejos para ayudar tanto a los niños como a los padres durante el primer día de jardín de infantes:

1) Pregunte a los niños cómo se sienten

Hansen-Burke dijo que los niños de kinder tienen una amplia gama de emociones en reacción a un gran cambio en la vida.

"Para muchos niños creo que tal vez haya una mezcla de emoción y nerviosismo. Muchos niños se entusiasman por tener una mochila”, dijo Hansen-Burke.

“Puede que tengas algunos sentimientos de preocupación, es posible que tengas cierta resistencia incluso para ir a la escuela. Declaraciones de que no van a salir de la cama también es otra resistencia".

2) Normaliza la preocupación

Los padres tal vez quieran comenzar preguntándoles a los niños cómo se sienten. Hansen-Burke dijo que puede ser útil legitimar cualquier cosa que pueda sentir un niño de kindergarten.

"Simplemente normalizar, como 'Sí, ir al jardín de infantes por primera vez puede ser realmente aterrador. Da miedo a muchos niños. ¿Pero sabes qué? Va a ser genial y lo vamos a superar juntos". Eso, creo, puede ser realmente útil".

3) Indíqueles qué esperar

Si los niños son capaces de visualizar cómo será el jardín de infantes, esto podría ayudar a aliviar un poco su ansiedad. Hansen-Burke recomienda llevarlos a su nueva escuela y presentarles a su maestro. Ella dijo que puede ser útil guiarlos a través de su horario diario: decirles cuándo se irán, cuándo volverán a casa y qué podrían hacer cuando estén en la escuela.

4) Establecer una rutina

Hacer que los niños entren en una rutina será útil con la transición a la escuela.

"Asegúrese de enfatizar que muchas cosas seguirán igual. Todavía voy a estar aquí. Cenaremos juntos por la noche, nos veremos en este momento. Y no puedo esperar para hablar sobre todas las cosas que hiciste ese día ", dijo Hansen-Burke.

5) Date tiempo y espacio extra

El jardín de infantes puede ser una gran transición tanto para los niños como para los padres. Hansen-Burke dijo que puede ser útil organizar lo más posible su horario para la primera semana de clases.

"Todas las transiciones sacuden un poco las cosas", dijo Hansen-Burke. "Si pueden estar un poco más allí para sus hijos esa semana, solo pasar un poco de tiempo de calidad juntos eso puede ser útil".